lunes, 15 de junio de 2009

Posos y cenizas


Son sólo ya posos
y cenizas;
sedimentos
del aluvión de sueños
inconcretos;
son sólo ya sombras
de un proyecto.
Apenas se sostienen
las piedras de los muros
en un equilibrio
feble e imperfecto.
Un aquilón llamado tiempo
ha desgarrado
las ventanas, las flores,
las macetas,
y están inquietas las tejas
de tejado, como teclas
pulsadas por la lluvia.

Me he dejado
llevar por los vaivenes
del tiempo y las auroras.

Y en el huerto
¡otrora jardín de las delicias!
sólo algún lirio abandonado,
con los pétalos muertos
y las hojas secas.

¡Temblor de la nieve en el estío;
angustia del olmo en el otoño!
¡Premura del tiempo
contra el tiempo!

Abrazos encendidos
del viento y el silencio.

Montado en los veloces
corceles de los sueños
y la tarde
huyo, entre las rendijas
de acero de la prisa,
hasta encontrar un halo
de silencio,
de muda e irrealizable paz definitiva.

A sólo cinco pasos
de los límites,
en una confusión
de dónde y hasta cuándo,
mantiene tensa la amarra de la espera,
sujeta a un incierto mañana
sin riberas, sin preguntas, sin respuestas.

2 comentarios:

ichokozak dijo...

Premura del tiempo contra el tiempo. muy lindo verso. Un saludo cordial

LETRAWEB dijo...

Es triste este poema amigo.

Un beso
Bye bye