sábado, 17 de noviembre de 2007

Por una vez.

Si por una única vez yo te dijera
que sólo sigo vivo en tu mirada,
no lo tomes por frase elaborada;
tómalo por reflexión sincera.

Si, a fuer de ser sincero, confesara
que eres la única vida que me queda,
no lo achaques a frase lisonjera;
es pura intuición. (¡Muy meditada!)

Si por quererte más aún sigo vivo
y sigo vivo porque tu me quieras,
eso da más valor al aire que respiro.

Si yo ya doy la vida por vivida
y lo que venga detrás será un suspiro:
¡Bienvenido ese suspiro de propina!

2 comentarios:

Mamen. dijo...

Precioso Octavio. Es emocionante, leerlo y volverlo a leer con un nudo en la garganta. Lo que viene detrás es tener más ganas de poemas tuyos. ¿Para cuando el nuevo libro?.

juan luis dijo...

Es un canto al amor, a ese amor sin el cual no hay vida (o ansia de vivir, que para el caso, son lo mismo)