sábado, 14 de febrero de 2009

Objetos perdidos.




En el viejo almacén del río que no cesa
es necesario abrir un nuevo negociado
para ir registrando sentimientos perdidos,
por si alguien, un día, se interesa.

Por si alguien pregunta por los besos no nacidos,
por los suspiros lacios, desmayados,
por las sonrisas muertas en la puerta de los labios;
por los brazos abiertos que no hallaron otros brazos;
por cuanto hubiste de decir y te has callado;
por las lágrimas secas que has debido llorar
y no has llorado.

5 comentarios:

Isoba dijo...

Por los sueños perdidos;
por las sonrisas no recogidas;
por las palabras guardadas;
por los silencios crueles;

Y yo estaré sentada en el nuevo negociado
del río que no cesa de todo lo callado; llorado y no llorado; de los besos nonatos; de los abrazos vacíos;
Y yo estaré sentada contigo al cargo del nuevo negociado.

Un beso cazurro.

Davinia dijo...

Por los errores cometidos; ;
Por mil y una cobardía;
Por esas camas vacías:
Por los sueños no vividos;
Por echar a faltar cada día
ver tu mirada en la mía...

Muy emotivo Octavio.Si falta algún voluntario me apuntais.



Besos cazurros para los dos.

Octavio dijo...

Vale, admitidas las dos como encargadas del nuevo negociado.
Y si el negociado no es negocio, siempre nos queda el recurso de trasformarlo en un puesto de pipas, cacahuetes y otras "chuches".

Un beso cazurro.

Isoba dijo...

Ok., Octavio.
Te presento a Davinia, una gran amiga de Barcelona Encantada estoy de que le encanten tus escritos.
Otro beso cazurro.

Octavio dijo...

Muchas gracias Isoba, por la presentación.
Davinia, gracias por la visita,comentario incluído.
Pero no sé por qué me da que, en este largo peregrinaje por los infinitos blogs que pueblan la red, Davinia y yo nos hemos cruzado más de una ved.
No recuerdo si he dejado algún comentario, pero su blog forma parte de mi itinerario casi diario.
De cualquier forma, bienvenida.
Y más y más besos cazurros. (O catalanes; qué más da).