domingo, 18 de enero de 2009

...y el tren partía.



Un abismo final que se interpone
cuando busco en la mirada tuya
esa tristeza azul de la sonrisa
que nace acobardada.

El calor del tacto conocido;
una mano que queda abandonada
al último contacto; que se desliza
y se enfría entre la escarcha
de una piel pálida y tersa.

Un hola y un adiós que se saludan
y huyen hurtando las palabras
perdidos en la sombra
de un día sin mañana.

Una lágrima quebrada
a punto de brotar y que se esconde
detrás del último suspiro
de una noche que no espera una alborada.

Se cierra una ventana;
huye un tren borrado entre cellisca.
Ese tren que siempre escapa;
que parece amainar mas nunca para.

Un pitido brutal que rompe el viento.
Un potro desbocado corriendo por el pecho
del que espera en el andén de luces apagadas.

No había llegado la luz
y el tren partía.
No había empezado a ser
y ya no era.

Un crujido de hielo en las entrañas.
Una ciudad hierática y vacía;
una sombra que se alarga hacia la nada
cuando en reloj se rompe en campanadas.

Eran las ocho y diez y el tren partía.

7 comentarios:

LETRAWEB dijo...

Qué bello amigo!! Que bellas imágenes habitan en tu poesía.

"Un pitido brutal que rompe el viento.
Un potro desbocado corriendo por el pecho
del que espera en el andén de luces apagadas".

Enhorabuena!! De inicio a fin magníficos versos.

Abrazos
Bye

Jerónimo dijo...

Amigo Octavio: Me estaba perdiendo una parte de tu poesía al no seguir tu blog. A partir de este momento voy a corregir este lapsus.
Un fuerte abrazo.

Isoba dijo...

Me cuesta comentar la poesía, pero creo que los poemas hasta ahora he leído tienen muchas imágenes.
Me gustan los poemas con esos cuadros que describes. Como si estuviera en una exposición.

Un saludo muy grande, colega de la barca.
Y te lo repito aquí, es todo un honor para mí.
Un saludo muy grande. Y sí, tiraré esos calzones verde caqui.

Maite.

Octavio dijo...

Como siempre Martha, agradecido por tu visita. Aunque Cuba me queda un poco lejos, siempre te siento cercana.
Un beso.

Octavio dijo...

Bienvenido Jerónimo, pasa y siéntate. Estás en tu casa.

Octavio dijo...

Isoba, lo de las imágenes puede provenir de mi afición cinematográfica. Agradezco tu contario.
Un día de estos intentaré plasmar imégenes del Lago de Isoba, del Ausente, de Puebla de Lillo y de la Peña Susarón.
Un saludo.

Yamilka Noa dijo...

Octavio, ¡ha sido un placer leerte!!!

Abrazos
YN